Interactuemos
Siguenos en facebook Nuestro  Blog Email

Volver a: Inicio > Temas de Interés > Infertilidad

Síndrome de hiperestimulación ovárica (SHEO)

Actualizado el 26 d diciembre dl 2011

Síndrome de hiperestimulación ovárica (SHEO)

Normalmente, una mujer produce un óvulo por mes. Pero, cuando a las mujeres se les realiza una estimulación ovárica controlada mediante la administración de hormonas para ayudar a normalizar el desarrollo de los óvulos e incrementar su producción, concomitantemente es posible estimular demasiado a los ovarios. Estos pueden resultar de repente muy hinchados y el líquido puede escaparse al área del vientre y del pecho (ascitis). Esto se denomina síndrome de hiperestimulación ovárica y sólo ocurre después de que los óvulos son liberados del ovario (ovulación) o cuando se alcanza el embarazo.

El síndrome de hiperestimulación ovárica rara vez ocurre, en mujeres que sólo toman medicamentos para la fertilidad por vía oral (clomifeno, tamoxifeno, anastrozol o letrozol). Usted tiene mayor probabilidad de presentar el síndrome de hiperestimulación ovárica, cuando es flaca, su edad es menor de 35 años, tiene ovarios poliquísticos o si su médico le administra una inyección de una hormona llamada gonadotropina coriónica humana (hCG), para ayudar a activar la ovulación. Usted puede tener un riesgo aún mayor de padecer este síndrome si recibe más de una dosis de hCG después de la ovulación, como soporte de fase lútea o, si queda embarazada durante este ciclo.

La hCG provoca una luteinización folicular masiva, con liberación de mediadores intraováricos que inducen aumento de la permeabilidad capilar asociada al aumento de la angiogénesis. El incremento de la permeabilidad capilar produce depleción de la albúmina al espacio extravascular, con elevación de la presión oncótica y extravasación de líquido al tercer espacio con la consiguiente hemoconcentración y ascitis e hipovolemia y, pudiendo producir, raramente: hidrotórax y/o hidropericardio y finalmente daño cardíaco, pulmonar, hepático y renal.

La mayoría de las mujeres que padecen el síndrome de hiperestimulación ovárica tiene síntomas como: distensión abdominal, dolor leve en el abdomen y aumento de peso. En los casos menos frecuentes y más graves: aumento considerable de peso, dolor intenso, hinchazón en el abdomen, disminución de la micción y dificultad para respirar. Estos últimos casos pueden requerir hospitalización o, inclusive, manejo en terapia intensiva.

En función del momento de aparición de los signos clínicos el SHEO puede ser: temprano, si se inicia de 3 a 10 días después de la administración de hCG o tardío, si se inicia de 12 a 17 días después, más relacionado con la aparición del embarazo. El SHEO es autolimitado (10 a 14 días) y con la aparición de la menstruación pasa rápidamente.

Si usted tiene un caso de síndrome de hiperestimulación ovárica grave, el médico necesitará supervisar los síntomas cuidadosamente y es posible que la hospitalicen. A usted se le pesará y se le harán ecosonografias, rayos x del tórax y se le practicaran laboratorios, para evaluar la hemoconcentración, el funcionalismo hepático y renal.

El SHEO leve afecta a menos del 14% de las mujeres tratadas. Las formas graves sólo se presentan en el 1% a 3% de los casos. Los casos leves del síndrome de hiperestimulación ovárica sólo necesitan observación ambulatoria y seguir medidas básicas: descansar bastante con las piernas levantadas, actividad ligera de vez en cuando, tomar al menos de 10 a 12 vasos de líquido al día (sobre todo bebidas con electrólitos como soluciones de rehidratación oral pediátricas o gatorade), evitar tomar alcohol y bebidas con xantinas (como refrescos, nestea, te y café), evitar las relaciones sexuales, tomar analgésicos como acetaminofén y evitar los AINES. Deberá pesarse diariamente. La mayoría de los síntomas leves del síndrome de hiperestimulación ovárica desaparecerán espontáneamente después del comienzo de la menstruación. Si se presenta un caso severo, puede tomar varios días para que los síntomas mejoren. Si usted queda embarazada durante este síndrome, los síntomas pueden empeorar y tardar semanas para desaparecer. El SHEO representa actualmente, junto con el embarazo múltiple, la complicación más relevante de las técnicas de reproducción asistida. En Vidafer, lo hemos observado con poca frecuencia. Creemos que la prevención es el mejor tratamiento.

 

hacer una pregunta sobre Síndrome de hiperestimulación ovárica (SHEO) Volver subir
Vidafer en Barquisimeto
Solicite Presupuesto
Solicite una Cita
Regístrese Ahora
Nuestro Blog sobre Infertilidad
Psicología de la Infertilidad
Agencia de Publicidad para Servicios Médicos | Diseño de Páginas Web de Servicios Médicos | Diseño Gráfico en Caracas